Nombre Yara
Edad 2 años
Sexo Hembra
Especie Gato
Estado En adopción
Localización Protectora
Visto 611 veces
Caso especial
Foto de Yara

Descripción


Ella és la Yara.

Va ser trobada el 19 de desembre de 2017 a una casa d’un dels nostres veïns del poble. La van tirar per damunt dels murs i va caure al terrat. Ens van avisar per què veien que tenien un gat a casa, que no es podia moure, que només s’arrossegava.

Un cop es va agafar, la varem portar al Centre Veterinari de Navarcles i vam descobrir el patiment d’aquest pobre animal: a causa de l’arrossegament, tota la part genital i les potes estaven cremades, inflamades i ensangonades. Seguidament es va passar a fer radiografies per descobrir el motiu pel qual no pot caminar. En elles es pot comprovar que no té ni esquinços, ni trencaments... però si que té un balí a la columna.  

A tingut la mala sort de trobar-se a algú al seu camí que l’ha disparat un balí, i ha estat arrossegant-se per tal de sobreviure.

Té molt poca sensibilitat a les potes, i el més probable es que no pugui caminar mai més. De moment està en una casa d’acollida, però necessitarà una família que l’estimi i la cuidi molt, ja que no podrà tornar al carrer dades les circumstàncies.

Tot i el patiment que ha passat, hem pogut comprovar que es una gateta molt bona i forta.

 

Ella es Yara.

Se encontró el 19 de diciembre de 2017 justo en una casa de unos vecinos de nuestro pueblo. La tiraron por encima del muro, cayendo en su terraza. Nos avisaron por que vieron que tenían un gato en casa, que no se podía mover, que se arrastraba.

Cuando la cogimos la llevamos al Centre Veterinari de Navarcles y descubrimos el sufrimiento que llevaba encima el pobre animal: a causa de ir arrastrándose, toda la parte genital y las patas estaban quemadas, inflamadas y ensangrentadas. Seguidamente se hicieron radiografías para descubrir el motivo por el cual no podía caminar. En ellas se comprobó que no tiene ni esguinces ni roturas… pero sí tiene un balín en la columna.

Ha tenido la mala suerte de encontrarse a alguien en su camino que le disparó un balín, y ha estado arrastrándose por tal de sobrevivir.

Tiene muy poca sensibilidad en las patas y lo más probable es que no pueda caminar nunca más. De momento está en una casa de acogida, pero necesitará una familia que la quiera y la cuide mucho, ya que dadas las circunstancias no podrá volver a la calle.

Pese al sufrimiento que ha padecido, hemos podido comprobar que es una gatita muy buena y fuerte.

Contactar por Yara

Por seguridad debes rellenar el formulario en menos de 60:00 minutos.
Todos los campos son obligatorios